Elección de ubicación de router Wifi

Versión para impresoraVersión en PDF

Antes de decidir dónde se pondrá el router que dará la señal wifi, se debe atender a la estructura del edificio, pero no solo a su geometría, sino también a la distribución de muros de carga, decoración y funcionalidad de cada oficina.

Es indispensable que exista un enchufe de electricidad y otro de red cerca, a donde se conectará el router.

Un factor muy importante a tener en cuenta es la proximidad con otros equipos wifi. Resulta ideal no superponer señales a fin de evitar interferencias y expandir el alcance de la red. Por este motivo se intentará mantener los routers lo mas distantes posible.

La distribución de la señal no es homogénea. Esto es así por los obstáculos que puede encontrar la red wifi al extenderse. Por obstáculo nos referimos a los impedimentos físicos que frenan su expansión: paredes gruesas, muebles densos y, sobre todo, metálicos. Las paredes y la madera frenan la señal, pero los metales la rebotan mediante la creación de distorsiones y lo que se conoce como ruido: zonas donde la señal se hace muy inestable.

Para sortear estos obstáculos, se debe situar el router lo más alto posible y alejado de la emisión de ondas electromagnéticas que interferirán la señal. Puede parecer poco estético un aparato en lo más alto de una estantería, pero es el lugar más idóneo para que reparta la señal. Además de sortear los muebles, permite un mayor ángulo de emisión útil. Se entiende por emisión útil la porción de señal que va dirigida a las zonas donde se necesita.

Todos estos parámetros ayudarán a decidir la mejor ubicación del router.

Inicio de sesión